viernes, 21 de octubre de 2011

SERVEF

-Yo trabajaba como patrocinador de la poesía heroica. Quizás usted no me conozca porque es muy joven, pero yo soy Calíope, una de las nueve musas.
-Usted me perdonará pero creo que las musas eran mujeres.
-Sí claro, las clásicas sí. Pero este es un trabajo que se ha ido heredando por concurso de méritos.
-Bueno, vale, lo que usted diga... ¿En qué quiere usted trabajar?
-Creo que lo que más me conviene es comentarista deportivo, del Tour, de partidos de fútbol, de tauromaquia.
-Eso le excluye trabajar en la ciudad condal.
-¿Dónde?
-En Barcelona, la ciudad condal es Barcelona.
-Ah, Barcelona, todavía recuerdo unas estrofas que compuse para un grupo de música, decían así...
Era una chica muy mona
que vivía en Barcelona
Cuando estábamos en la cama
me bailaba la sardana.
Pero yendo de Safari
Se ligó un Rastafari
-Normal que se haya quedado en paro.
-No crea, en aquellos años esto era de lo mejor del panorama musical español.
-Bueno, a lo que estábamos, que me hace cola... Decía que periodista deportivo ¿no?
-De gestas épicas, por favor...

7 comentarios:

  1. Hasta las deidades están en el paro, por Diossssssssssssssss, jajajajajajja

    ResponderEliminar
  2. Comentarista deportivo... de gestas épicas! Genial.

    ResponderEliminar
  3. ¿Patrocinador de la poesía heroica? Que bueno

    ResponderEliminar