jueves, 1 de noviembre de 2012

EL TROFEO



No era sólo un objeto. Venía del pasado a recordarme que no fui la elegida. Lo llevaba colgando de su cuello como quien exhibe un trofeo. Tuvo la desvergüenza de presentarse en mi casa con él bien visible, pegado a su escote. Ella había ganado, y volvía a restregarme su felicidad. Allí estaba sentada en mi sofá mostrándome lo espléndido que seguía Rubén,  las fotos de sus hijas, su lujosa casa…, veinte años de felicidad que debieron ser míos.
La sepulté en una esquina del jardín, debajo del almendro, no sé cómo el colgante quedó prendido de la rama de un rosal, iba a tirarlo pero cambié de idea y ahora cuelga de mi cuello.
Por fin ocupa su lugar.

21 comentarios:

  1. Guauuuuu, Yolandaaaa. Me gusta, me gusta, me gusta.

    ResponderEliminar
  2. Muy bueno, Yolanda, me gusta cómo toda la historia gira en torno al reloj.
    "La sepulté en una esquina del jardín...", me gusta cómo de esta línea se deduce toda una trajedia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Manuel se te coló la "j" en tragedia.
      Gracias por tu comentario.

      Eliminar
  3. Muy bueno, Yolanda. Eres una artista del micro.

    ResponderEliminar
  4. Gracias amigos por vuestros generosos comentarios.

    :)

    ResponderEliminar
  5. Qué traicioneros son los celos y las envidias, ..... Buen relato amiga.

    ResponderEliminar
  6. Yolanda, enhorabuena!!! Es buenisímo, de verdad que me ha encantado!!!!

    ResponderEliminar
  7. Muy bonito Yolanda, también tú has visto el almendro...jaja. Me gusta mucho.

    ResponderEliminar
  8. Gracias Lara y Mer por vuestro tiempo.

    ResponderEliminar
  9. Muy bueno Yolanda, la tragedia se mascaba por los celos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Fina, sin duda los celos son sentimientos que desencadenan grandes tragedias.

      Abrazos.

      Eliminar
  10. Un micro con mucha potencia, Yolanda.

    Un pieza de excelente pulso narrativo, estremecedora, que transita por uno de los sentimientos más oscuros y de peores consecuencias para la humanidad, los celos.

    Destaco la elección del enfoque (un narrador intradiegético) ya que este lo hace más cercano, más verosímil y consigue una actitud lectora más cómplice.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Pedro, tus comentarios siempre aportan un punto de vista profundo y detallado.

      Un abrazo.

      Eliminar
  11. Yolanda, buen relato sobre los celos. Texto con mucha fuerza.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mei, tú por aquí, gracias por pasarte y comentar.

      Un beso.

      Eliminar
  12. Un micro muy potente, claro y rotundo. Los celos bien dibujados a traves de ese trofeo.

    Muy bueno.

    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu visita y comentario Elysa.

      Un abrazo.

      Eliminar
  13. Por fin, ya te has cargado a alguien!! Precioso!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Era necesario Malén, jeje, me estoy contagiando de la vena negra de Wis.

      Besos.

      ;)

      Eliminar