miércoles, 11 de enero de 2012

MI MONOLOGO

Desde hace unos días, no sé qué me pasa que ando como perdida. Nada me sale bien, cuando me explican las cosas no me entero y mi hijo me dice que estoy “emparrada” y tiene razón. No sé dónde dejo las cosas, lo pierdo todo y no hago más que atar nudos a “San Cucufato” ¡Vaya nombrecito! Menos mal que sólo se le nombra para encontrar cosas y ni nombrándolo. Creo que debería cambiar de aires, que me hace falta un descanso, tal vez un viaje, no hago más que darle vueltas a esta idea y no me parece del todo descabellada. Hace más de un año que no salgo de mi casa . Nunca he cruzado el Atlántico, me da miedo, es verdad, pero debo enfrentarme a todo este cambio que supone un viaje largo, otro clima, otra cultura, me vendría de maravilla para despejar mi mente y volver a la vida normal con otro talante. He visto una foto que me ha resultado atractiva: Puerto Vallarta. No es que la playa me vuelva loca pero el hecho de pensar que allí se rodó “La noche de la Iguana” me gusta, le añade un cierto morbo que me incita a salir ahora mismo a la agencia de viajes y preguntar por este lugar. Sí, me arreglo, me pongo guapa y salgo. Solo pensar que voy a salir de casa, a la agencia y que incluso tenga que hacer la maleta dentro de nada ya me hace sentir mariposas en el estómago ¡Bien!

11 comentarios:

  1. Espero que esto sea un monólogo. Si no es interior es que es exterior. A mí no me importa la ubicación. Otra cosita yo escribo en verdana y con tamaño 12. ¿POR QUE AQUI APARECE ASIIII?

    ResponderEliminar
  2. Venga, Amparo, desemparrate y ve a la agencia de viajes y sigue escribiendo que poco a poco aprenderemos. Buen trabajo, ahora prueba otro sin red (sin signos de puntuación, se queda una a gusto escribiendo sin trabas). Besos

    ResponderEliminar
  3. ¡Está genial! Te ha quedado la mar de salaó. Y como bien dice, Lucrecia, ahora sin red,....lánzate, déjate llevar, olvídate de las reglas y deja que la mano teclee sin prisa, pero sin pausa.

    Lo de verdana 12 no te lo puedo explicar. Yo tb. escribo así, y lo que hago es un copia-pego desde el doc. word donde archivo el texto. ¿me sigues?
    Un beso y un abrazo apretaó.

    ResponderEliminar
  4. Muy bien Amparo, ya sabes que lo exterior luce más y cuesta más caro. Arriba de la entrada tienes dos casillas para tipo de letra y tamaño. No hay números como en el doc de word. Me parece que ¿¿te quieres ir de crucero?? Ya sería lo que faltaba para el duro, todas por ahí despelotadas!! Un beso

    ResponderEliminar
  5. Amparo, qué suerte, con el frio que hace ahora, pensar en Puerto Vallarta me reconforta. Todos viajaremos contigo, que lo sepas .....

    ResponderEliminar
  6. ¡Ah no! Yo no pienso ir porque sé que se va en avión, con el miedo que me dan a mí esos bichos que vuelan sin plumas, ¡dónde se ha visto semejante desafío a las leyes de dios, de la naturaleza, de la gravedad, de la física... Bueno, de la física no. Además, leo entre líneas que quiere ir sola. Ahora en serio, si te sientes sola convoca un concilio valenciano y ya verás como acude la gente. Un abrazo fueeerte-fuerte-fuerte.

    ResponderEliminar
  7. Amparo, yo también me quiero ir, necesito una bocanada de aire fresco, espera que ya tengo la maleta casi preparada. me ha gustado mucho, un abrazo compañera.

    ResponderEliminar
  8. Gracias a todos. Hay que ver el poder de convocatoria que tiene una fotografía y un monólogo escrito con miedo de no saber si es un monólogo. Eu, ya veo que no se te olvida ni una sola conversación. Estás en el plato y en las tajás.SOIS TODOS UNA CAÑA!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  9. Te ha salido bordado, encima has conseguido introducir la foto en el monólogo, que para mí era algo difilisímo, ¡¡¡¡chapeauuuuuuu!!!

    ResponderEliminar
  10. Me encantan estos monólogos...¡cuántas cosas se pueden decir en un párrafo! ¡Cuánto se aprende de cada persona en ellos!

    ResponderEliminar