domingo, 5 de febrero de 2012

Para William, Audrey y Gregory

Yo también estuve una vez en Roma, querida Audrey.
Cuando pisé sus calles, me llamó la atención que, en todos los quioscos, había expuestas montones de fotografías tuyas y de Gregory recorriendo la ciudad alegremente montados en aquella legendaria Vespa. Parecíais tan contentos... Como si, realmente, fuerais dos recién enamorados. Yo creo que vuestras instantáneas estaban allí para que los turistas, además de comprarlas, imaginaran también que algo parecido pudiera sucederles en Roma: conocer a un atractivo periodista americano llamado Joe o a una joven y delicada princesa como tú llamada Ana.
Me quedé con las ganas.
Guardo muchas fotografías de mi viaje, pero cuando quiero acordarme de aquella ciudad, prefiero volver a imaginar "Vacaciones en Roma".
Como tantas veces se ha dicho en muchas de las entregas de los incombustibles "Oscars": "Gracias, William Wyler"

15 comentarios:

  1. Hola, Amparo. Pues parece que sí sabes hacer relatos breves, y que no eres tan "rollera" como te he visto decir por ahí.
    Al igual que tú, yo también "me he quedado con las ganas", ¿de qué? No lo sé, ¿puedes acláramelo?.
    Por otra parte lo de "visionar" me suena muy raro, como si fuera un término técnico, de un crítico cinematográfico, que no es el caso. ¿Ver no vale?
    Fíjate tú que este relato tuyo se me antoja demasiado corto.
    Enhorabuena, compañera.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues gracias Eu, ya tenía ganas de que me corrigieras. Lo de me "Me quedé con las ganas" se refiere precisamente al párrafo anterior. En mi caso me quedé con las ganas de concer a un atractivo periodista americano aunque tampoco mi hubiese importado conocer a una joven y delicada princesa (mola tener una amiga princesa).
      Sí, lo de visionar chirriaba un poquito, no sé porqué lo puse, gracias a Lú ya está todo corregido.

      Eliminar
  2. Me ha gustado mucho tu relato Amparo (cosa nada rara, por cierto). Me gusta la estructura epistolar. Enhorabuena compañera!!!
    Una cosa: "Vacaciones en Roma" es de William Wyler. Billy sería Wilder y es el director de "Sabrina". No sé si al final ha habido algo de confusión...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, claro, me lié. ¿Quién me lo ha corregido?

      Eliminar
  3. Amparo el relato está genial, estás que te sales últimamente. Enhorabuena compañera.

    ResponderEliminar
  4. Muy bueno, prima. Tengo que confesarte que me he metido en las entrañas de tu relato y he hecho alguna trastada. Perdón, perdón, no lo volveré a hacer más.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vale, ya, has sido tú. Bueno, has corregido lo de Billy po William y has sustituído "visionar" por "imaginar" ¿o más? Es que si no lo corrijo yo luego no me entero de lo que hago mal.Pero gracias.

      Eliminar
    2. No he podido reprimirme y no has sido la única, a alguna le he robado una coma. En cuanto a lo de aprender no te preocupes que llevas una marcha que nos vas a dejar a muchos atrás en poco tiempo. En realidad lo he hecho por eso, para que aprendas menos y no nos hagas sombra. Perdón, perdón, no lo volveré a hacer más.

      Eliminar
  5. Hola, Amparo, me ha encantado tu relato. Además tiene su toque romántico.

    ResponderEliminar
  6. Amparo, tu relato parece en sí mismo el de una película que rememora otra película. Acertado micro.

    ResponderEliminar
  7. Que hayas estado en Roma y que para recordarla prefieras visionar "vacaciones en Roma", lo dice todo. Muy bien Amparo.

    ResponderEliminar
  8. ¿Cine dentro del cine? Bien, Amparo, bien.

    ResponderEliminar