jueves, 12 de julio de 2012

De color beis


Me elegiste a mí y sólo a mí, no podía creerlo; era el más sencillo, el más simplón y monótono entre la multitud que compartíamos aquel estante relleno, repleto de iguales y todos distintos… Me tomaste con suavidad, revisaste mi interior con la minuciosidad de un experto en joyas y me sentí importante.
Con decisión me llevaste contigo, pasé a ser tu confidente, incluso, me permitiste cotillear la entretela de tus secretos; desde el primer momento compartí tu agenda, tus notas, tus tesoros sin valor acumulados a granel… y que me dices de esas pequeñas compras inútiles que olvidabas dentro de mi,  las llaves, siempre en el bolsillo de la izquierda. Fui tu cómplice, tu celestina en esa relación tan insana con el tabaco al que nunca te atreviste a abandonar.
He pasado horas prendido de tu hombro, hemos vivido tantos momentos juntos que me he empapado del valor que tú me has dado, simplemente, imprescindible.
Y ahora dormito, reposo, me lamo las heridas del sol, la lluvia y el viento de los últimos meses, aguardo entre otros tantos apilados en el último rincón del armario donde guardas los bolsos que ya no sientes necesarios.

11 comentarios:

  1. En este no había intriga. Cuando ya estaba contenta porque lo había adivinado veo que tú misma lo desvelas. Me ha gustado, Mer.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Lu, es simplemente un homenaje a un gran amigo. Un beso.

      Eliminar
  2. Es cierto que siempre hay un bolso que comparte tu vida:)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi bolso es parte de mi mundo. Un beso Svieta.

      Eliminar
  3. La verdad es que cuando ese objeto no se elige bien, lo pasas mal, porque comparte muchas horas de tu vida.

    ¡Buen relato, Mer!

    He observado estas cosillas. Échales un ojo a ver qué te parecen:

    sin valor acumulados a granel… (¿al azar?. Lo de granel no me acaba de sonar bien.)
    dentro de mi y las llaves ("dentro de mí o de las llaves,")
    tú me has dado, simplemente, imprescindible (tú me has dado: simplemente imprescindible.)

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Geli por tus matices. Reviso. Un beso.

      Eliminar
  4. Me ha encantado Mer. Has utilizado el vocabulario perfecto para escribir un elegante relato. Gran homenaje a los bolsos de todas nosotras que nos acompañan en lo bueno y en lo malo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Amparo, un bolso es todo eso y mucho más... me alegra que te haya gustado. Un abrazo

      Eliminar
  5. Dicen que el contenido de un bolso de mujer es un mundo: tan personal e individual como las huellas dactilares ;).
    Un beso Mer:)

    ResponderEliminar
  6. Sí, un compañero de fatigas en el que llevamos parte de nuestra vida y un buen relato.

    ResponderEliminar
  7. Hola! Hace un par de meses entré en una tienda, lo vi y me enamoré. En ese momento, no lo compré, pero su imagen allí colgado, en aquella percha de diseño, me acompañó toda la noche... al día siguiente, fui a comprarlo. Llevo dos meses sin separarme de él!! Hay amores que matan... Buen relato! :)

    ResponderEliminar