sábado, 27 de abril de 2013

LA MUÑECA


 



                                                                     
Cuando llega la noche se arrebuja entre las mantas abrazada a la muñeca. Se queda quieta, en silencio y bien atenta, esperando percibir los primeros avisos. El ligero movimiento del visillo, el roce en sus mejillas de unos dedos frágiles y un leve susurro… “No llores mamá, primero me golpeó con una piedra y ya no sentí nada más…”

 

9 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Gracias!! Estos micros no me suelen quedar bien...

      Eliminar
  2. Muy fuerte, Amparo, pero fenomenalmente escrito. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Rafa y sí... es fuerte, pero ya sabemos que la realidad siempre supera a la ficción y está basada en un hecho real: el crimen de Sandra Palo. No sé si lo recordáis, a mí me dejó muy tocada.

      Eliminar
  3. Me alegro de leerte algo breve y sobretodo tan bueno, enhorabuena por sintetizar una historia tan dura en tan poco espacio y de forma tan contundente.

    Fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Yolanda!! Viniendo de tí es un orgullo...

      Eliminar
  4. Cuanto dolor se ve reflejado en una historia tan corta. Muy bien contada Amparo.

    ResponderEliminar