martes, 5 de junio de 2012

COMO UNA HOJA EN UN BALANCIN



Ella apenas atesora recuerdos, pero, el mundo sigue girando en círculos perfectos… su entorno continúa vivo contemplándola con ternura infantil… mientras, ella agoniza en el océano de su memoria extraviada, no recuerda nada de lo que fue, no sabe de dónde viene ni hacía donde va, qué hizo o qué se dejó por hacer… 
Su esencia se ha separado de la manada… ha desprendido su cordón umbilical y vaga en busca de alivio…
Ya no tiene misión que cumplir, ni obligaciones… porque no reconoce a nadie, nada… sonríe y pregunta una y mil veces las mismas cosas sin sentido… vive en el limbo de los vivos olvidados, gira sobre sí misma y muchas veces se deja zarandear por el viento, el agua, el fuego y la tierra de aquellos que intentan protegerla de su enfermedad… el Alzheimer 

14 comentarios:

  1. Ah, claro, el Alzheimer. Ya lo entiendo. Muy buen relato Mer. Enhorabuena.

    ResponderEliminar
  2. Aunque hablas de una dura enfermedad, la has envuelto de una forma tan bonita en torno a esa hoja zarandeada...precioso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí es dura la enfermedad y tan triste!!! Gracias

      Eliminar
  3. Me ha encantado la frase: "vive en el mundo de los vivos olvidados". Eres tan poética, Mercedes, anímate en el blog de poesía, porfa...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por todo... y no te preocupes por las correcciones... eso significa que la lectura ha sido muy atenta...

      Eliminar
  4. Precioso relato. Muy bien llevado.
    Me ha gustado mucho.

    Gracias, Mercedes.

    Si me permites, te corrijo unas tildes rebeldes:
    "...su entorno continúa..."
    "...no sabe de dónde viene ni hacia dónde va..."
    "...qué hizo o qué se dejó..."
    "...sobre sí misma..."

    También quitaría la coma después de "...pero, el mundo..."

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Miguel por tus matices...

      Eliminar
  5. Corregido. Mercedes no tiene acceso al blog. Ruego a las altas esferas que se lo concenda. Gracias

    ResponderEliminar
  6. Venga, Wis, no te ofendas y acepta las críticas tú también. Si me das una dirección de gmail de Mercedes, le daremos acceso.

    ResponderEliminar
  7. ¡Cuánta poesía entrañan tus letras, Mercedes¡ ¡Precioso!

    ResponderEliminar
  8. Eres muy generosa Geli... muchas gracias

    ResponderEliminar
  9. Muy bello relato a pesar de la triste historia que cuentas.

    ResponderEliminar