miércoles, 4 de diciembre de 2013

Ojalá los sueños




Se durmió soñando que él también podía volar, que era un marabú más surcando el luminoso cielo que cubría su comarca. Imaginó que desde la altura divisaba su poblado, las cimas de montañas sagradas y una nutrida manada de ñus desplazándose hacia el sur. Observó a los niños jugando alegremente en las riberas y a un grupo de cazadores adentrándose en la espesura del bosque. Creyó distinguir a sus padres, que lloraban angustiados a la entrada de la choza. Y cuando se disponía a acercarse para confortarlos, un golpe de mar primero y un latigazo después desvanecieron cualquier ilusión.

(Presentado al concurso Relatos En Cadena de la Cadena Ser y Escuela de Escritores)


2 comentarios:

  1. Muy bueno, Rafa. Te deseó mucha suerte.

    ResponderEliminar
  2. Esté también está muy bien. Sigue participando. Un abrazo.

    ResponderEliminar