martes, 4 de septiembre de 2012

La mirada

Aquella mano acarició su hombro, pétreo y frío. Ya no sentía el tacto de los dedos en su piel, ya no podría bailar, ni reír, ni llorar. Tan solo recordar. Su mente era lo único que no se había llegado a petrificar, era el engaño de los dioses al deseo de permanecer inmortal. Zeus la miró con soberbia y le prometió que le otorgaría el don de la inmortalidad. Lo último que vieron sus ojos, chispeantes y llenos de emoción, fue el rostro de la Górgona llamada Medusa.

9 comentarios:

  1. Inquietante micro. Buen comienzo, tocaya.

    ResponderEliminar
  2. Sí,insuperable inicio y un final espantoso para sus ojos!!

    ResponderEliminar
  3. Buen comienzo, Amparo, me ha gustado mucho. Bienvenida a VE.

    ResponderEliminar
  4. Gracias a todas. Ha sido una bienvenida muy calurosa.

    ResponderEliminar
  5. ¡Bienvenida a VE, Amparo!
    Realmente desasosiega la lectura de tu micro.

    ResponderEliminar
  6. Espectacular final, me ha gustado mucho.

    ResponderEliminar
  7. Hermoso relato con un final sorprendente.

    ResponderEliminar