domingo, 16 de noviembre de 2014

AMNESIA


Le invadía una fuerte enfermedad cada vez que tocaba esos venenosos labios.
El diagnostico oficial era que padecía una demencia senil de tipo Alzheimer; un caso de mal neurodegenerativo que actuaba de una forma peculiar; algunos días olvidaba comer la ensalada verde y se pasaba directo el corte, otros días olvidaba las llaves del auto, la televisión encendida, levantar la tapa del baño.

Hoy por primera vez olvidó que estaba casado, también que su esposa tenía un arma.
Alejandro Ramos Ayala


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada