jueves, 15 de octubre de 2015

La gatera




Intentas salir de un cuarto oscuro por la única abertura posible, ¿la única? Una gatera en la puerta, pero, ¿quién la ha puesto ahí?
Por eso dudas ya con medio cuerpo fuera, con tus zapatillas de baile buscando la música,  pero sigues dudando en esa oscuridad apenas iluminada por la luz de la gatera, mientras escuchas la música que tus zapatillas quieren bailar.
Y por fin te decides, contorsionas tu cuerpo, gateas, te raspas la piel con la moqueta.
¡Dios!
¡Moqueta!
¡Noooooo!
Tus zapatillas de baile se detienen asustadas, la música anima tu cuerpo pero tus pies no se mueven, los frena la moqueta.
Te mueves, buscas otra salida, la música te gusta, quieres bailar.
Sigue buscando, no te detengas, si no la encuentras llámame, arrancaremos la moqueta y bailaremos los bailes que no aprendimos en ninguna escuela, pero que llevamos dentro y quieren volar en libertad.

Julio Mate Ros

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada