viernes, 11 de octubre de 2013

Desconocidos


La llave se quedó atascada en la cerradura. El anciano dejó la maleta sobre el tranco y oteó las casas encaladas del pueblo. Sus ojos se cruzaron con los de una anciana, vestida de luto, que regaba los geranios de su portal.

Se acercó.

—Buenos días, señora, ¿tendría aceite para engrasar?

—No sé si le servirá. Esa puerta no se abre desde hace mucho.

Le invitó a entrar.

La mujer rebuscó en un armario; mientras tanto, el hombre observaba una foto de boda.

—En aquella casa vivió un joven con el que novié antes de casarme. Un día se marchó. Me prometió volver cuando pudiera darme una vida de princesa.

El anciano la escuchaba, embebido en la imagen de la joven del retrato; en su pelo azabache, en su sonrisa cautivadora.

—Todavía espero su regreso —Suspiró—. Ver de nuevo su gallardía, su pelo rubio, sus fuertes brazos...

Cuando se volvió para entregarle la aceitera, el hombre ya se había ido.

Salió a la calle y lo vio alejarse cargado con su maleta. Algo le vino a la boca pero murió en sus labios.

12 comentarios:

  1. Excelente, David. No se puede expresar más con menos palabras. Y me ha gustado lo de "novié", hay que recuperar esas expresiones que el tiempo, por inexplicables razones, borra de nuestros vocabularios. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Es que ya tenemos años! "Noviar" es muy común en los mayores del pueblo de mi familia en Almería.

      Eliminar
  2. Por cierto, antes de leerte acababa de colgar una foto en la página de Facebook "Amigos de Valencia Escribe" que iría muy bien para este relato.

    ResponderEliminar
  3. Gracias Rafa ¿De dónde sacáis esas fotos tan chulas? Envíamela al mail y la añado al texto. Abrazo!

    ResponderEliminar
  4. Un relato evocador y cautivador. Le espera la foto de Rafa, o al revés. Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un besazo Asun, Jo acabo de ver la foto y se me han puesto los pelos como escarpias...faltan los geranios pero es el portal que estaba en mi cabeza. Otro besazo de despedida!

      Eliminar
  5. David, impresionante. Como se puede expresar, relatar y transmitir tanto en tan pocas palabras. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me dejó sin palabras tu comentario. Un abrazo de vuelta amigo.

      Eliminar
  6. Estoy de acuerdo con Reca. Un relato muy breve pero que cuenta toda una vida. Muy bueno, David.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un abrazo y gracias muy tardías por tu lectura

      Eliminar
  7. Respuestas
    1. Gracias Fina, perdona mi tardanza en responder

      Eliminar