sábado, 15 de agosto de 2015

Pedro y Mari Luz







Cuando Pedro llegó a la residencia y la vio sentada en la silla de ruedas tan limpia, tan arreglada, tan elegante; pensó que a lo mejor no era tan malo que sus hijos le dejaran allí. Además, era solo por una temporada corta –le dijeron- después del verano volverían a por él.
Se enteró a través de otro residente que se llamaba Mari Luz y que había sido actriz, pero que ni hablaba ni se enteraba de nada. Una pena con lo guapa que era.
La primera vez que decidió acercarse a ella, le llevó una flor. Estaba prohibido cortarlas pero merecía la pena arriesgarse por una mujer como ella. Es verdad que no la cogió entre sus manos ni aspiró su aroma,  tan siquiera le dirigió una mirada de agradecimiento. Se la prendió en el pelo, justo encima de la oreja izquierda. Ese día y todos los días en adelante, Mari Luz lució una flor y nadie  cuestionó la legalidad de su procedencia.
Las flores empezaron a escasear con la llegada del otoño, pero Pedro siempre encontraba alguna. Por humilde que fuera su aspecto, ella hacía que pareciera una orquídea.
Le había contado su vida. Ciertamente la mirada de su bella oyente siempre se encontraba perdida en el infinito, pero no fue un obstáculo para que él siguiera narrando historias auténticas y fantásticas, tristes y divertidas mientras empujaba la silla a través del pequeño sendero que discurría por el jardín.

Un día recibió la visita de sus hijos. Decidieron que continuara su estancia ya que su aspecto era inmejorable. Recibió la noticia con tal indiferencia que él mismo se sorprendió. Corrió hacia donde estaba Mari Luz para contárselo. Estaba contento. Además, ese día había encontrado una rosa de aromático perfume que sujetó en su pelo mientras liberaba con atropello una cascada de palabras acerca de lo feliz que se sentía. Se llevó a los labios la manos de ella que siempre reposaban en su regazo y las besó tiernamente. Acarició luego su rostro, recorrió los surcos de la piel y recogió una lágrima que caía lentamente.

3 comentarios: