martes, 28 de mayo de 2013

UNIDAS




Desconocíamos que iba a ser la mejor época de nuestras vidas. Insultantemente jóvenes, despreocupadas y felices, con todos nuestros sueños aún por estrenar.  La vida pasó como un vendaval causando destrozos, rápida y arrolladora. Y descubrimos ya tarde, que todo es relativo y cambiante y que los únicos lazos que permanecen inmutables a lo largo de nuestra existencia son aquellos que une la amistad.

4 comentarios:

  1. Malén, te superas con cada texto... Qué envidia (sana) !!!!

    ResponderEliminar
  2. De verdad que lo haces estupendamente. me traslado a tus relatos cuando los leo.

    ResponderEliminar