jueves, 8 de marzo de 2012

Juana


-¡Mi madre ha muerto! ¡Mi marido me engaña! ¡Mi madre ha muerto! ¡Mi marido me engaña! –grito sin pausa como en una letanía. ¡Loca! ¡Fuera de mí!

Me trajeron a Flandes para desposarme con Felipe. El reino de Castilla necesitaba estrechar lazos con el pueblo flamenco. Nada sabía yo, entonces, de los misterios de la noche entre sábanas blancas y almidonadas.

Él me enseñó todo lo que un buen amante debe practicar. Me abrió las puertas al paraíso de su cuerpo y el mío; al goce extremo de morir extasiada entre sus brazos, de fundirme en su piel. Él me descubrió los placeres más íntimos. Me hacía gemir como una perra encelada. Nada me importaba sino tenerlo a mi lado. Muy pronto las sospechas, el miedo a que buscara en otras hembras, lo que de sobra yo le daba, me convirtió en una mujer irascible. Cuando estaba en palacio, lo agobiaba con mis caricias, con mis muestras de pasión desenfrenada; cuando se hallaba fuera de estos gruesos muros de piedra, yo pasaba horas y horas oteando el horizonte, cual centinela, hasta que lo veía de regreso al galope.

Mi celo, la demanda constante de su sexo, dejaron de ser una atracción para él y se transformaron en repulsa. Buscaba, entre mis damas de compañía, otros cuerpos con los que fornicar.

El deseo de que me poseyera solo a mí, derivó en una auténtica obsesión. Dicen que estoy loca. Y es cierto: estoy loca, loca de amor.

13 comentarios:

  1. Me gusta más tu relato que la película de Vicente Aranda. Creo que mi problema en la película era el actor que interpreta a Felipe.No conecté en ningún momento con la historia ni con los personajes. Pero tu relato me ha gustado, y mucho. Describes muy bien esa obsesión por conquistar el mapa del cuerpo de su amado. Muy bien Geli!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En lo que respecta al actor que hace de Felipe, coincidimos, Marco. A mí tampoco me gusta. Yo vi esta película en unas condiciones extrañas, y creo que por eso me atrapó. La vi entre semana en los cines Kinepolis. Era un día de invierno, la calefacción no funcionaba y hacía tanto frío como en la corte de Burgos. De alguna manera, pasar el mismo frío que debía hacer allí, me metió en la película. Es como si la hubiera vivido desde dentro. A esto debo añadir que la Pilar López de Ayala, hace un trabajo extraordinario, y que me gustó mucho el punto de vista del director para contarnos Juana. Que se centrara en su descubrimiento del sexo y en su enganche emocional con quién se lo descubrió. Gracias Marco, por tu comentario.

      Eliminar
  2. Muy bueno, Geli. Me ha encantado la forma en que describes los sentimientos de Juana, muy intenso: recuerdo la película y coincido con Marcos.
    El personaje de Juana de Castilla, la loca, es muy singular.

    ResponderEliminar
  3. Una buena manera de describir la obsesión de Juana. Muy buena Geli

    ResponderEliminar
  4. Extrañamente, ayer escribí un comentario aquí y ha desaparecido. Me gusta mucho tu relato, Geli. La película también me gustó. Comprendo que los hombres no se identificaran con el personaje de "El hermoso", a mí me pareció que seguramente estaba muy bien representado.
    Te sugería cambiar: "El deseo de que me..."

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias hada. Sí, suena mejor. Ahora lo cambio.

      Eliminar
  5. perfecto y redondo como todos tus relatos!!

    ResponderEliminar
  6. Tu relato tiene esa fuerza que te hace viajar al reino de Castilla. Pobre Loca, yo disfruté de la película y nunca entendí a Felipe "el resultón", como diría José Mota.

    ResponderEliminar
  7. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El rey era Felipe, Amparo... ¿en qué estarás pensando? jajajaja. Fernando era su papá.

      Eliminar
    2. Joooo, qué patinaje...pues estaría pensando en el comentario de Fernando o en Fernando mismo. Felipe, el Felipe de su vidaaaaaa!!!

      Eliminar
  8. Precioso tu relato Geli, debe ser terrible llegar a enloquecer de esa manera.

    ResponderEliminar
  9. Muchas gracias a todos por vuestros comentarios.

    ResponderEliminar